Sunday, November 26, 2006


Frin estaba pasando por la etapa de la adolescencia, y se peleaba continuamente con sus padres. El empezó a trabajar en una librería.
Alma, así se llamaba la chica que le gustaba a Frin, se fue a vivir con sus abuelos porque sus padres se estaban separando. El estaba triste, y se enteró de que ella estaba en Nulda, se fue a sacar un pasaje sin que los padres se enteraran porque no lo iban a dejar ir. Cuando llegó fue a casa de los abuelos de Alma. Por suerte encontró a una señora que lo pudo llevar hasta la casa de los abuelos de Alma porque él no sabía dónde era. Cuando llegó los abuelos lo recibieron muy bien, y Alma, tímida como siempre, lo saludó, lo invitó a merendar. Y él la invitó a tomar un helado porque como había trabajado tenía dinero. Cuando llegó la hora de volver a su ciudad, no pudo hacerlo porque los trabajadores del molino del pueblo estaban haciendo una huelga.
El llamó a sus padres y les contó lo que había pasado. Así se quedo una semana en la casa de los abuelos de Alma, contento porque parecía que él y Alma ya eran novios.
Una noche salieron todos los vecinos para hablar con los trabajadores del molino estaban los de la tele y lo entrevistaron a Frin. Ellos querían que se despeine pero no hubo manera de eso.
Un día el abuelo de Alma le dio una noticia que tenia un amigo que lo podía llevar a la ciudad.
Llegó el momento de la despedida y Frin le preguntó a Alma si eran novios. Ella le respondió que desde esa noche habían empezado a ser novios.
Ya tenía que irse. Todos se saludaron, y para que se distrajera un poco, el piloto le enseñó a manejar el helicóptero. Mientras, se alejaba de sus nuevos amigos.


CRITICA LITERARIA. SEMAFORO CRITICO:

YO LE PUSE EL COLOR VERDE PORQUE ME GUSTÓ. ME DIVERTI, ES COMO SI ESTUVIESES EN UNA AVENTURA.


TRABAJO REALIZADO POR ALDANA.


Volver a la Página Principal

0 Comments:

Post a Comment

<< Home